El Kapricho: almuerzos regados con cerveza ‘gourmet’

Cervecería Restaurante El Kapricho
C/Isaac Peral, 14 (Valencia) Zona Serrería
963 22 20 91
www.elkapricho.es

 z

Ubicado al final de la Avenida del Puerto, en el barrio de Serrería, nos encontramos esta cervecería-restaurante regentada con mucho cariño por Bea y Jose Luis, y que cuida al máximo el detalle en su día a día. Por supuesto, también en los almuerzos.

 

De hecho, tienen una carta exclusiva para este ritual tan valenciano como es el almuerzo popular. Al precio de 4,50€ puedes degustar un bocadillo, con cacaos, olivas, bebida y café. Si eres de los valientes, por sólo 2€ más puedes probar el almuerzo XXL: directamente una barra de cuarto.

La variedad de la carta es uno de los puntos fuertes de El Kapricho: tortillas de todos los tipos, patatas a lo pobre con longanizas, pechuga a la catalana, lomo y queso, jamón, queso… y, lo más importante, todo recién hecho. No tienen tortillas a modo de exposición: si eliges un bocadillo de tortilla de cebolla, te lo hacen expresamente.

z3z1

Si quieres salirte de la carta de almuerzos, tienes la opción de elegir una de las combinaciones de bocadillo debidamente bautizados: Kapricho, Campesino, Pechuguito, Chef, Panda, Amixtosa, Bakero, Americanito… Para saber de qué son cada uno, mejor te pasas por el local y los vas probando poco a poco.

z2

El otro elemento diferenciador y, bajo nuestro punto de vista, decisivo para los amantes de la cerveza es la “bomba” de Estrella Galicia que está ubicada junto a la barra, un gran depósito de diseño de vanguardia que de manera periódica se rellena para delicia de los clientes. El Kapricho presume de servir -de manera exclusiva en varios kilómetros a la redonda- la cerveza de Bodega de esta marca gallega que, sin ninguna duda, supone un puntazo para los amantes de la cerveza. Vale la pena probarla.

Y el otro punto fuerte de este restaurante es su terraza. Se trata de una gran plaza tranquila, al menos a la hora del almuerzo con todos los niños en los colegios. En sombra hasta mediodía y con una gran chimenea -bien de interés patrimonial- que vigila a los valientes que han elegido el bocata XXL para que cumplan con su reto.

Si todavía no has visitado El Kapricho, te invitamos a que lo hagas y nos des tu opinión sobre esta cervecería. Bea y Jose Luis estarán encantados de atenderte.

 

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!