dic 12, 2013 - Sin categoría    No Comments

La Pérgola: bocadillos con sabor a fútbol

La particular cocina de La Pérgola

 
La Pérgola
Paseo de la Alameda, 1 – Valencia
 

Cuando está a punto de acabar 2013 hemos querido traer a nuestra web un establecimiento emblemático de Valencia, todo un clasicazo. No te ofrecen unos bocatas enormes, ni el local es el más moderno que podamos encontrar, pero, para nuestro gusto, estamos ante unos bocadillos que pueden estar en el ‘Top 5′ de la ciudad. El Kiosco La Pérgola es un bar-cafetería-bocatería excelente. Si vas a almorzar allí vas a salir satisfecho con total seguridad.

A principios de los 80 el Valencia CF coqueteaba con el descenso y la entidad de la Avenida de Suecia estaba a punto de sumergirse en uno de los peores momentos de su historia. Pero ir a Mestalla era toda una experiencia para un adolescente al que se le aceleraba el corazón durante el trayecto en coche hasta el estadio valencianista. Alicientes no faltaban para desear, cada 15 días, que llegara el día del partido, como presenciar la irrupción en el primer equipo de Miguel Tendillo, un portento físico y técnico que, a pesar de ser defensa  central marcador, se estaba convirtiendo en una de las figuras del fútbol español. Pero lo futbolístico no era el único atractivo.

En aquella época, el Valencia jugaba en muchas ocasiones los sábados en aquel particular horario de las 22:30 horas. Los partidos empezaban en sábado y acababan en domingo. Ante tal premisa era imprescindible cenar antes del pitido inicial en los bares o cafeterías cercanos a Mestalla, tiempo había de sobra. La elección de mi famillia era siempre la misma, no había lugar a la duda: el Kiosco La Pérgola. Aunque este establecimiento no estaba exactamente al lado del campo de fútbol, la calidad de sus bocadillos aconsejaba cenar allí. Además, el paseíto posterior desde la Alameda y a lo largo de la calle Micer Mascó se agradecía para ir haciendo la digestión.

Exquisitos bocadillos en La Pérgola

30 años después he vuelto. Lo he hecho con tres amigos, uno de ellos, además, compañero de viaje en esta web, y no ha sido para cenar, sino para almorzar. Parece que el tiempo no ha pasado. El local está prácticamente intacto, muy bien conservado. Las simpáticas cocineras de entonces, dos viejecitas, ya no están. Ni tampoco los mismos camareros. Ahora ocupan su lugar sus hijos, a los que reconozco de haberlos visto durante su niñez o adolescencia ayudando a sus padres. Pero el buen servicio y la magnífica mano para la cocina es idéntica.

Debe de ser una cuestión genética. Los bocadillos están buenísimos y la salsa verde que los acompaña, el complemento ideal para convertirlos en excelentes. El ‘bombón’ es el bocata estrella: con lomo, champiñón, queso y la salsa especial referida. Pero también podemos pedirnos uno solo con champiñón o con mero o con hígado, que en La Pérgola se convierte en todo un manjar. Si vas varias veces, no pidas siempre lo mismo, vale la pena ir probándolo todo. No te arrepentirás.

  • Precio del almuerzo: 6 € (bocadillo, bebida y café).

 

En memoria de José Sanchis, quien me ayudo a descubrir La Pérgola, a aficionarme al fútbol, a los partidos nocturnos en Mestalla y a tantas otras cosas en la vida. ‘Sempre en el nostre cor’ .

Ver mapa más grande

¿Tienes algo que decir? Seguir adelante y dejar un comentario!